martes, 1 de diciembre de 2015

Mis muy estimados amigos literarios,

Últimamente he estado muy ausente, y por desgracia es debido a una gran pérdida que hemos tenido en nuestra familia. Mi padre partió al lado de Dios hace un mes, después de una dura lucha contra el cáncer.

Como ustedes supondrán, ha sido muy difícil para mis seres queridos y para mí el superar esta pérdida gigantesca…

Disculpen si no he podido estar tan conectada como antes. Salir adelante de este terrible dolor se ha convertido en la tarea más difícil a la que jamás me he enfrentado. No sólo perdí a un padre, perdí a mi mejor amigo,  mi maestro, mentor, impulsor, el papá que me enseñó a caminar y a volar, a no rendirme jamás, a soportar con la cabeza en alto la adversidad y a reír cuando parece que no queda más que llorar…

Una parte de mi corazón se fue con él para siempre.

Poco a poco iré retomando las letras, ténganme paciencia por favor, el dolor que arrastro dentro de mi corazón es demasiado intenso…

Un abrazo a todos con mucho cariño,


Victoria Magno







No hay comentarios:

Publicar un comentario

El precio de una venganza

Cuando Jack desaparece de un día para otro, Kathe lo siente como una traición personal. Él, por su parte, a pesar de estar locamente enam...